La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

25 de abril de 2018

Rozando la política…


“La democracia es el dominio de las minorías sumadas”:  Yo misma
¨^¨^¨^¨^¨^¨^¨^¨^¨^¨
Yo mismamente conmigo misma he llegado a esta conclusión, una  deducción de pensar y pensar un rato y ni siquiera me duele la cabeza, bueno un poco de hambre si que me ha entrado, espero que a vosotros os de la risa

24 de abril de 2018

Va de precios…


Algunos líquidos alcanzan precios desorbitados, menos mal que los usamos por mililitros, los precios varían no según el mercado, varían según en qué página mires, pero siguen teniendo un precio elevado.
Me ha sorprendido el de la laca de uñas, 512 euros (cada botellita contiene unos 10ml y su precio oscila entre los 20 o 30 euros), he leído que uno de los más caros es la tinta negra de impresora, otros son el veneno de cobra real o el de escorpión, se utilizan en medicina  (Alzheimer, Parkinson, esquizofrenia y para tratar la esclerosis múltiple, enfermedades inflamatorias del intestino). Seguimos, el liquido corrector (tipex), la Dietilamida de ácido lisérgico (LSD),  la sangre humana  (ya sabemos que es producto de donaciones pero extraerla, analizarla y mantenerla dispara los precios) en la lista aparecen también el mercurio, la insulina, penicilina… y termino con el perfume Chanel № 5, que sacando una media según informaciones ronda los 5mil euros.

23 de abril de 2018

Antoine de Saint-Exupéry



La vida se contradice tanto, que uno se las arregla como puede con la vida...


Lo que nos alegraba era algo más impalpable que la calidad de la luz

Combatiré por la primacía del hombre sobre el individuo

¿El Principito está sobrevalorado?  Es para niños y adultos, a los primeros les enseña actitudes, los inicia en valores, es tierno… Es corto y no cansa, los dibujos interrumpen la lectura y la hacen amena.
Y a los adultos nos recuerda metáforas bastante usadas, tiene dos ventajas 70 páginas y que con  una sola lectura es suficiente. Las malas lenguas dicen que  no hace falta leerlo ni siquiera una vez